Saltar al contenido principal
Envío a Domicilio Gratis desde 50€ y Click&Collect Gratuito*

Desodorantes más allá de nuestra piel

Desodorantes más allá de nuestra piel

Desodorantes y Antitranspirantes actúan más allá de nuestra piel..??

OJO! Una cosa es un Desodorante y otra muy distinta un Antitranspirante  por ello comenzaremos detallando las características  de cada uno a fin de diferenciarlos.

 Los ANTITRANSPIRANTES o ANTIPERSPIRANTES están destinados a Suprimir o Limitar  la producción y/o excreción excesiva de sudor tanto axilar como palmoplantar. 

 

 

Entre los principales activos antitranspirantes utilizados encontramos las sales de aluminio y/o de circonio que funcionan mediante mecanismos de vasodilatación (dilatación de la vía de excreción del sudor), esto provoca una ligera inflamación del canal sudoríparo que es la vía de excreción del sudor ecrino, y del folículo piloso; vía de excreción del sudor apocrino, lo que genera una HIPERQUERATOSIS; (Engrosamiento de la capa externa de la Piel), teniendo como resultado, la disminución del diámetro de luz de los conductos de excreción del sudor que se obstruyen impidiendo la salida del sudor contribuyendo así al crecimiento de folículos. 

Por ello muy habitual que tras una reacción alérgica, irritación o eritemas leves producidas por el mal uso o por intolerancia a algunos desodorantes seamos propensos a partir de este incidente a padecer foliculos axilares de manera frecuente sobre todo en épocas de gran actividad física, estaciones calurosas incluso durante periodos hormonales más movidos en los que somos propensos a sudar más, esto ocurre durante un periodo en que como decíamos antes aunque la irritación, eritema o reacción han desaparecido el engrosamiento de los conductos de salida del sudor se encuentran disminuidos u obstruidos.

También debemos saber que aunque los problemas  derivados del bloqueo del canal de salida del sudor están más que probados  mediante estudios dermatológicos y de salud, hasta el momento ninguno de ellos han demostrado que las sales de aluminio puedan provocar o estimular el desarrollo de otras enfermedades como ciertas fuentes de información señalan, también cabe señalar que estos estudios tampoco demuestran que no lo hagan y es de ahí de donde nacen ciertos temores hacia estas sales.

 

 

Centrándonos en lo que sí demuestra esa conclusión científica sabemos  que existe una relación directa entre dichas sales y una alta incidencia de reacciones alérgicas y problemas derivados de la falta de excreción natural de la piel. 

Parece por tanto, que la solución más razonable y saludable para combatir el mal olor axilar es la elección de un Desodorante  frente a la de un Antitranspirante.

Los DESODORANTES  a diferencia de los otros están destinados a  atenuar, enmascarar o eliminar el mal olor pero sin impedir su expulsión al exterior. Se componen de sustancias antisépticas e inhibidoras de la proliferación microbiana en la superficie cutánea, es decir; activos que combaten las bacterias del mal olor limitando el desarrollo de la flora bacteriana responsable del malor olor.

Me gusta recordar siempre; aunque no quiero que esto se radicalice por el bien de nuestro olfato.. :)  que esa bacteria causante del mal olor (CORYNEBACTERIUM) nos ayudan también a mantener el equilibrio Microbiano de la piel y que con un uso excesivo de desodorantes podríamos extinguirlas favoreciendo así la proliferación del (STAPHYLOCOCCACEAE) otro tipo de microorganismo no beneficiosos para la salud de nuestra piel.

Es por ello por lo que no debemos abusar de su uso, e intentar evitar un exceso de aplicaciones de este ya que en algunos casos un abuso puede causar un efecto contrario y aumentar el mal olor  por el desequilibrio de las bacterias. 

Para no volvernos locos el uso más adecuado es después de la ducha y no reponer más de dos veces al día.

CONCLUSIÓN: Desodorante es un Producto Antibacteriano cuyo único fin es evitar la aparición de malos olores cuando se produce la sudoración corporal, mientras que un Antitranspirante lo que busca es bloquear parcial o totalmente dicha sudación.

Aunque el uso de desodorantes va a ser siempre mucho más respetuoso con el proceso natural de nuestra piel que los antitranspirantes, también hay desodorantes que contiene ingredientes de dudosa repercusión para la salud humana.

En la lista de ingredientes más perseguidos también  encontramos  los parabenos utilizados como conservante de fórmulas cosméticas,  aunque es cierto que cada vez son más los fabricantes que han decidido retirarlos de sus productos, todavía son muchos los productos de alimentación, higiene y belleza que los contienen, los más usuales son (metilparabeno E-218), (etilparabeno E-214), (propilparabeno E-216).

Para poder detallar con claridad cómo funcionan y que hay de bueno y malo en estos ingredientes dedicaremos un artículo completo a sus propiedades, efectos y procedencia, con respecto a su uso vamos A CENTRARNOS en nuestra filosofía de prevención y ante tanta duda y controversia daremos importancia a estudios como los de la Bióloga PHILIPPA DARBRE de la Universidad de Reading que afirma que el tipo de ésteres encontrados en tumores de mama indican que proceden de su aplicación a través de la piel, es por ello que en toda Cosmética Segura, Saludable, Natural  y sobre todo Responsable se prescinda totalmente de estos ingredientes.

Sigue leyendo

Tu Carrito

Su carrito está vacío actualmente.
Haga clic aquí para continuar comprando .
¡Gracias por contactarnos! Nos comunicaremos contigo lo antes posible. Gracias por Suscribirte! ¡Gracias! ¡Le notificaremos cuando esté disponible! Ya se ha añadido el número máximo de elementos Solo queda un artículo para agregar al carrito Solo quedan [num_items] elementos para agregar al carrito